Zona Infantil No hay productos en esta categoría.

Subcategorías

  • Alimentación Infantil...
  • Higiene y Solares -...
  • Bebé
  • Mamá

    Traer un bebé al mundo no es tarea fácil, el primer embarazo es una dura prueba para tu cuerpo: aumentas de peso, creces de volumen, te sientes pesada y muy cansada… Atiende a nuestras recomendaciones y ¡aprende a cuidar tu cuerpo y a disfrutar al máximo de tu embarazo y de tu primer bebé!

    CUIDA TU PECHO El pecho es una de las partes del cuerpo que más va a sufrir durante tu primer embarazo y la posterior fase de lactancia del bebé. Durante los nueve meses que dura el embarazo es normal que aumentes dos o tres tallas de pecho, así que ¡no te asustes! y echa un vistazo a nuestras recomendaciones:

    - Elige sujetadores cómodos, sin aros, preferiblemente de algodón y adecuados para el aumento de talla que experimentarás durante el embarazo.
    Aplícate diariamente cremas hidratantes, antiestrías y aceites. Este cuidado diario te ayudará a recuperar y mantener un pecho firme y terso.
    Después de la lactancia de tu bebé, utiliza mascarillas y cremas reafirmantes que devuelvan al pecho su turgencia.
    ¡ LUCHA CONTRA LAS ESTRÍAS ! Durante estos nueve meses de tu primer embarazo, la piel de algunas zonas de tu cuerpo, como el abdomen, va a sufrir un estiramiento hasta diez veces superior al normal, que puede llevar a la aparición de las antiestéticas estrías. Por eso, es indispensable que cuides al máximo tu cuerpo. Si sigues nuestros consejos, ¡seguro que tu piel aguantará en perfecto estado el estiramiento!

    Las estrías aparecen al romperse las fibras elásticas de la piel. Cuando la piel se estira, las fibras con menos elasticidad se rompen, dejando unas marcas, primero de color rosáceo, luego rojizo, y finalmente, blancas. Durante tu primer embarazo, las estrías más comunes son las del abdomen, pero también pueden aparecer en los muslos, nalgas, caderas, pecho y hasta en los brazos.
    • Para evitar las estrías puedes valerte de cualquier crema rica y untuosa, aunque debes saber que existe una amplia gama de cremas más específicas, formuladas específicamente para atacar el problema de las estrías y evitar su formación: Trofolastin, Mustela, ISDIN…
    • A partir del tercer mes de embarazo, aplícate cremas corporales específicas  contra las estrías dos veces al día y hasta que nazca tu bebé en las zonas más sensibles al problema de tu cuerpo. Después, continúa el tratamiento hasta que tu piel se haya recuperado del todo.
    Si no tomas precauciones y aparecen las estrías, pon remedio inmediato. Cuanto más recientes sean las estrías (menos de tres meses), más posibilidades tienes de reducir su tamaño y atenuar su color.Además, es frecuente que estos cambios en tu cuerpo vengan acompañados de la aparición o el incremento de la molesta celulitis.
    MEJORA TU CIRCULACIÓN SANGUÍNEA
    ¿Tu primer embarazo te está causando problemas de circulación?, ¿sientes las piernas doloridas y pesadas todo el tiempo? Atiende a nuestras recomendaciones y conseguirás mejorar tu circulación sanguínea.
    • En la medida de lo posible, evita los tacones, las medias con goma y el calor. Es mejor utilizar zapatos planos o con muy poco tacón.
    • Puedes aliviar la pesadez del embarazo con cremas para aligerar las piernas y medias de compresión.
    • Date una ducha circular desde los tobillos hasta los muslos al menos dos veces al día. Esto facilitará la circulación de retorno.
    • La hidroterapia y la sauna están prohibidas durante el embarazo.
    • En lugar de un baño caliente, recurre a duchas templadas o frías.
    • Los masajes suaves te permitirán mejorar la circulación y tonificar los músculos. Ten la precaución de situarte siempre boca arriba.
  • Aparatos - Curas