Ortopedia Tronco

INDICACIONES TERAPÉUTICAS

Las indicaciones más frecuentes de las órtesis modulares de tronco son:

- Lumbalgias.

- Protusiones y otras degeneraciones discales.

- Discopatías.

- Procesos lumbosacros: espondilitis y espondiloartrosis.

- Osteoprorosis.

- Hipotonía muscular.

- Traumatismos, aplastamientos discales y vertebrales,...

INDICACIONES TERAPÉUTICAS

Las indicaciones más frecuentes de las órtesis modulares de tronco son:

- Lumbalgias.

- Protusiones y otras degeneraciones discales.

- Discopatías.

- Procesos lumbosacros: espondilitis y espondiloartrosis.

- Osteoprorosis.

- Hipotonía muscular.

- Traumatismos, aplastamientos discales y vertebrales, fracturas vertebrales.

- Rehabilitación postural y post-quirúrgica.

Casos en los que se busca descargar, limitar la movilidad de la flexoextensión e impedir los movimientos laterales de la columna vertebral.

Las órtesis modulares de tronco, incorporadas recientemente a la ortopedia, suponen un avance importante en el tratamiento de algunas alteraciones patológicas de la columna sacrolumbar. Esto es debido a que se han desarrollado nuevas tecnologías de fabricación que incluyen nuevos materiales, con los que se consigue un diseño modular altamente novedoso y muy eficaz en el tratamiento de cada una de las fases de esas alteraciones. Tienen además la característica añadida de su fácil colocación y adaptación por parte del farmacéutico-ortopeda o por el propio paciente.

En esta ficha se describirán las características más importantes de estas órtesis, así como su colocación y adaptación.

DESCRIPCIÓN Y CARACTERÍSTICAS GENERALES

Debido a que los procesos de fabricación incluyen las nuevas tecnologías de microfusión, las órtesis modulares de tronco no tienen costuras y, por tanto, no producen sobrepresiones y rozaduras en la piel del paciente. Por otra parte, los materiales utilizados en su fabricación no contienen látex en su composición y además su masa laminar está muy reducida, lo que conlleva un aumento considerable de su transpirabilidad.

1. Órtesis modular de tronco: sobre el módulo o corsé rígido se coloca la ortesis semirrígida lumbosacra.

2. Órtesis semirrígida lumbosacra.

Su sistema de ajuste, regulación y tracción mediante poleas independientes consigue un gran efecto de corrección en caso de hiperlordosis y de inmovilización con el mínimo esfuerzo por parte del paciente, ya que multiplica la fuerza de tracción. La tracción conseguida gracias a los tiradores y el sistema de corrugado mediante poleas permite una fácil adaptación a la anatomía del paciente, ajustándose adecuadamente tanto en la cadera como en la cintura; con ello se consigue descargar y estabilizar la zona lumbosacra de forma eficaz adaptando la ortesis tanto a la anatomía masculina como a la femenina.

3. Sistema de ajuste con poleas.

Se le puede incorporar sin dificultad y rápidamente una placa sacrolumbar de plástico termoconformable, en caso de necesitar una mayor inmovilización. El cierre y ajuste de la ortesis se realiza mediante velcro.

El segundo componente del sistema es un módulo o corsé rígido de inmovilizaciónque está conformado y realizado en polietileno de baja densidad y que, por su especial flexibilidad, se adapta perfectamente a la anatomía de cada paciente.

4. Módulo rígido de inmovilzación y placa abdominal de termoplástico.

MATERIAS PRIMAS

En la fabricación de órtesis modulares de tronco se emplean los siguientes materiales:

- Órtesis semirrígida: poliamida 50% y poliéster 50%

- Placa sacrolumbar: material de termoplástico.

- Módulo o corsé de inmovilización: polietileno de baja densidad.

Es importante que este tipo de productos ortoprotésicos no presenten látex en su composición, ya que la incidencia de la alergia al látex está aumentando en los últimos años.

Por otra parte, es conveniente que estas órtesis tengan la Certificación Oko-Tex Standard 100, que garantiza la ausencia de riesgos toxicológicos de acuerdo a los protocolos establecidos por la Asociación de Investigación de la Industria Textil (AITEX).

FUNCIONAMIENTO

Las órtesis modulares consiguen un elevado grado de descarga, así como una estabilización e inmovilización del raquis lumbar, gracias a la presión intraabdominal que producen.

Esta presión intraabdominal, junto con la tensión ejercida por los tiradores, corrige ligeramente la hiperlordosis del paciente descargándola de las sobrepresiones que ejerce sobre los discos intervertebrales y las vértebras lumbares. Estos tiradores facilitan y aumentan la eficacia del tratamiento debido a que el sistema de tracción mediante poleas potencia su eficacia.

Además, la perfecta conformación del corsé rígido ayuda a su fijación sobre las crestas iliacas para conseguir la máxima inmovilización del raquis lumbar.

Por otro lado, se puede retirar el módulo de polietileno después del tratamiento de inmovilización, para obtener la funcionalidad de una ortesis semirrígida. En este caso el paciente sólo tendría que separar la ortesis sacrolumbar semirrígida del módulo (tratamiento en fases).

PRECAUCIONES DE USO Y LIMPIEZA

Hay que evitar que la órtesis ejerza una presión excesiva en la zona abdominal, especialmente después de las comidas.

No hay que exponer la prenda a una llama o fuente calorífica a temperaturas muy elevadas que pudieran deteriorarla.

Estas órtesis hay que lavarlas a mano con agua fría, utilizando un jabón neutro. No se puede usar lejía ni lavarlas en seco. Para secarlas hay que extenderlas y no exponerlas directamente a una fuente de calor.

Más

Ortopedia Tronco No hay productos en esta categoría.